{Ésto lo escribí en marzo pero quise volver a publicarlo por varias razones.}


Me pongo mi camisa rosada, Y?

Antes que alguien se ofenda y/o se sienta aludido y se agarre la cosa por donde no es, aclaro que mi intención no es meterme con nadie, como dicen por ahí “ésta es mi opinión y yo la comparto” …

Desde hace ya un tiempito para acá, he visto como cada vez más hombres heterosexuales (bueno hasta donde sé), han estado usando camisas rosadas; estoy casi segura que la pérdida de miedo a usar ese color se debe a que está como de moda la cosa. Si no fuera porque aparentemente la última tendencia “cool”, al primer valiente que se tripeó ponerse su pinta rosa le dijeron de pato purific pa’ bajo… a ver, seguramente cualquiera de Uds. machos que es dueño y usa su camisa rosada mínimo una vez lo chalequearon. Así como a la pobre que se puso sus zapatos puntiagudos antes que raimundo y todo el mundo se los terminara comprando. Cuando yo tenia 18 años (hace nada, jajaja) que me puse unos pantalones capri y todo el mundo: jajaja ¿y esos pantalones? ¿se te encogieron?. Igual con los sweaters corticos, (o los llamados boleros) que si “esooo friíto sexy” o si era mitad de sweater, mitad de precio, y mil ejemplos más. A mi me dan mucha risa esos chalequeos, yo posiblemente sea de las primeras que te eche broma, y me ria cuando te burles de mi atuendo. En muchos casos resuta paradójico que la gente después de criticarte, burlarse y en algunos casos, hasta mirarte feo, se pone de moda lo que era la risible tendencia y pasa a ser resulta que es lo más “in” de la tierra. Entonces ves a tu amiga que hace un mes se burló de tus pantalones campana, luciendo un par muy similar al que hace nada llevabas puesto. No digas de esa agua no beberé y además el que ríe de último ríe mejor.

Advertisements