Nicolás Ghesquière


A los 26 años, aún prácticamente desconocido en el mundo de la moda, Nicolás Ghesquière pasó a ser el director creativo de la legendaria casa parisina Balenciaga. El prometedor artista sólo tenía un año de edad cuando en 1972 Cristóbal Balenciaga, el diseñador que describió a Dior como “el maestro de todos nosotros”, murió.

Colección otoño/invierno 2007 ready- to-wear de Balenciaga por Ghesquière


Al parecer, el jóven diseñador tenía mucho trabajo por hacer. A pesar que nunca tuvo estudios formales de moda, Ghesquière se comenzó a adentrarse en ese mundo una edad precoz, trabajó para Agnes B y Corinne Cobson, cuando aún estaba en el colegio. Después a los 19 años empezó a trabajar con Jean Paul Gaultier, Thierry Mugler y fue jefe de diseño en Trussardi; a la vez que realizaba trabajos freelance para Balenciaga, donde se descubrió su verdadero talento.


Jennifer Connelly como imagen de su campaña primavera/verano 2008

Nicolás Ghesquière utiliza el dialogo de los extremos. Muestra la división de un cierto estilo cerebral y arquitectónico, lo combina de manera experta y lo contrasta con ornamentación exagerada. Pero sus colecciones parecen jugar con las percepiones binarias opuestas dentro de la historia de la casa Balenciaga: pasado y presente, coture y ready-to-wear, austeridad y exceso. Todo esto apunta su interés por absorber el pasado sin copiarlo, sin apegarse a el nostálgicamente, y también por no dejar de lado la idea de consciencia colectiva.

Colección pre-otoño 2008


Entre otros reconocimentos, Ghesquière recibió el premio Vogue/VH1 como diseñador de vanguardia del año 2000. Al año siguiente, el grupo Gucci compró la casa Balenciaga y Ghesquière lanzó la linea de zapatos y carteras para la dicha firma. En el 2002 la linea de ropa masculina se incorporó también a la marca.

Fuente: Fashion Now.

Advertisements