No sólo los diseñadores de moda pretenden que uno pese 50 kilos y mida 1.80 mts para encajar en los ideales de belleza que nos venden en todas partes; ahora resulta que hay que competir, además, con un TIPO.

No sé como se evolucionó de ideales de belleza como Marilyn Monroe, Cindy Crawford, Kate Moss (no tan ejemplar en mi opinión), Gisele Bundchen a un hombre. Bueno, si puede haber una posible explicación, pero no deja de ser insólito que ahora “Lea T”, sea el protagonista de la campaña de Givenchy y está causando polémica en la industria de la moda.


Según lo que leí en diversas fuentes en internet, Lea T y Ricardo Tisci (Director Creativo de Givenchy) se conocen desde que el diseñador era estudiante de moda en Central Saint Martins. Al parecer, fue él quien ayudó a confundido ser a que “saliera del closet”. El transexual originario de Brasil es hijo del antiguo futbolista Toninho Cerezo, lo cual ha sido parte de otro escándalo. Claro, ¿quién quiere saber que su hijo se cambió de sexo?
El chico convertido en modelo quien hasta ahora trabajó como asistente personal de Tisci, además estaba estudiando Veterinaria.

El hecho que este personaje sea la cara de Givenchy, pareciera ser el producto de un proceso evolutivo de la tendencia de la extrema delgadez de las modelos, al punto que parecen varones “pre-pubertinos” y no mujeres. Ésto es llevar al extremo esa tendencia.
Como se sabe la mayoría de los diseñadores (hombres) son homosexuales. Yo creo que la preferencia de muchos de ellos por las modelos-niño se debe a que ellos mismos encuentran mayor atractivo en un cuerpo que sea más andrógeno y menos femenino. Puedo estar equivocada pero no me parece ilógica la teoría.

Si leen un poco entre líneas, creo que al igual que yo, supondrán que la tendencia andrógena sería sólo una de muchas razones por la cual se propuso que el brasilero sea imagen de la famosa firma.

Yo no estoy en contra de gays, ni transexuales, ni nada por el estilo. De hecho tengo muchas amistades que son gay. Compañeros de trabajo y hasta de clases. Cada quién está en su derecho de hacer lo que quiera con lo que la vida le dió.

Lo que me molesta y critico fuertemente es que vendan como ideal femenino de belleza a un HOMBRE. Entiendo que él quiere serlo, y se maquilla como tal y vive como tal y la trararán de “ella”. Que es una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre. Repito: CUERPO DE UN HOMBRE.
Tomará hormonas y tendrá un poco más de senos que muchas mujeres, meterá el paro de mujer si esta maquillado con teipe plomo para ocultar su miembro. Sera bello, bella, lo que quieran.
Pero no me la vendas como mujer, tiene PENE, por favor.

Argumentan los creadores de la campaña que la moda es para todos. Cualquier raza y que no importa si eres, hetero, gay o transexual, que por eso incluyeron a Lea en la campaña. Pero me rehuso a caer en esa falacia; porque si la moda que ellos promueven fuera realmente para “todos”, habrían mujeres de tallas
humanas en las campañas, mujeres de 30, 40 y más edad, y un vestido de Givenchy no sería nada más para la que tenga $10.000 para pagarlo.

¿Después de ésto qué viene?

Advertisements