El furor desatado de la llegada de la colección nueva Lanvin y H&M, no me permite pasar por alto escribir algo sobre ello. Según el bloguero de moda más famoso del momento Bryanboy, la gente estuvo desde anoche, con el frío ya casi invernal, haciendo cola en las puertas de las tiendas H&M en Nueva York para comprar las nuevas piezas diseñadas por Alber Elbaz (director creativo de Lanvin).Y esta mañana ya estaban vendiendo los vestidos en Ebay por sumas de 800 dólares y más ¡Qué locura!

¿No se supone que la idea era sacar diseños de alta costura con precios accesibles? Bueno, antes de pagar 800 dólares por un vestido de H&M prefiero comprar algo original de Lanvin. Honestamente creo que no gastaría 800 dólares en ningún vestido.
 
La colección oficialmente develada hace dos días en Nueva York, fue un acontecimento más esperado que el Miss Venezuela aquí. No es sorpresa que se haya generado una enorme expectativa, el trabajo de Elbaz para Lanvin, lo ha posicionado entre los mejores diseñadores del mundo por sus vestidos ultra femeninos, fáciles de llevar que capturan la esencia de Jeanne Lanvin.

Este mismo toque fue lo que el creador llevó a las prendas de bajo costo de H&M. Como resultado, las prendas son exactamente lo que cada mujer quiere: Estar vestida con la elegancia de una gran marca, sin afectar mucho el bolsillo. Estas colaboraciones son un hit de mercadeo y como ven, la fómula es muy sencilla.

Evidentemente las telas y la confección no serán haute couture, pero ¿a quién le importa? las compradoras sólo quieren el look. Como dice la campaña: “I want Lanvin, not flowers”. Por cierto, a propósito de la campaña, me encanta que hayan utilizado a una señora mayor, gracias por variar.

Me pregunto ¿si esos vestidos fueran sólo H&M se venderían igual? obviamente no. Seguro tendrían éxito, no lo dudo porque son hermosísimos; pero crea fama y acuéstate a dormir, el viejo truco.

Sé tú mismo el juez de Lanvin para H&M

Advertisements