Foto el-nacional.com

No la odies por ser hermosa. Esta joven modelo venezolana con rostro de ángel, es increíblemente dulce y sencilla, sin “humos subidos” ni aires de diva. Cualquier otra chica que hubiese ganado el Supermodel de Venezuela (2008) y fuera segunda finalista de Supermodel of the World (2009) de la reconocida agencia Ford Models, probablemente no tendría los pies tan en la tierra como Rachelle.

Una Twitpic de Rachelle con Astrid Möller, otra bella modelo venezolana.

 Está cursando su último año de colegio y cuando termine se irá fuera a tocar unas cuantas puertas. Sin embargo, modelar no es lo único en su vida; aunque piensa aprovecharlo al máximo, Rachelle quiere estudiar administración para trabajar en la banca de Nueva York algún día.

Desfilando para Giovanni Scutaro.

No te dejes engañar por su cara de niña, cuando está posando no hace falta que el fotógrafo le de mucha dirección, ella sola va haciendo movimientos, caras y expresiones como toda una pro. Se nota que se divierte bastante mientras la fotografían y creo que eso tiene mucho que ver con lo que proyecta en las imágenes. Contrario a lo que muchos piensan, ser modelo es más que ser alta, flaca y bonita.


Una foto que le tomé con mi teléfono.

Mientras espera entre los cambios de vestuario y maquillaje, toma su laptop, se coloca los audífonos y revisa internet. En uno de esos momentos, aprovechó para enseñarme el blog que creó hace poco llamado whataboutmodels.blogspot.com
Ahí escribe acerca de modelos, fotografía y moda. Por cierto, tiene un buen resumen de lo mejor de pre-fall 2011.

Entre la ropa que le gusta usar, me comentó que le encantan las chaquetas: cuero, militar, blazerssuéteres tipo cárdigan.  Dijo que ama los cinturones delgaditos estilo retro que se amarran con un nudo. Nice!

A nosotros nos encanta Rachelle ¿a ti?

Advertisements