>Las propuestas de CH Carolina Herrera para el hombre este verano se inspiran en el film de Jacques Deray La piscina. Una colección repleta de color, un hombre que disfruta de unas tranquilas vacaciones en una villa cercana a Saint Tropez.

Siluetas ligeras que buscan el confort mediante tejidos frescos como algodón o lino; sólo el nylon rompe esta selección convirtiéndose en un básico para las prendas exteriores.

El color se toma de las diversas tonalidades del azul del mar, desde el marino hasta el turquesa. El verde césped aporta frescura y un toque ácido que salpica una colección que no renuncia a una paleta de tonos naturales, desde el arena hasta el cuerda.

La sastrería es siempre un clásico en el armario del hombre CH Carolina Herrera. Combinaciones puras, sólo en ocasiones rotas por el color de una corbatería de seda pura, dan una imagen impecable.

Una película en la Riviera francesa. Con el sol que se pone sobre el mar, se sienta en las sillas rojas de Sénéquier tras una tarde navegando por las aguas del Mediterráneo. La búsqueda de un estilo natural sin perder un ápice de elegancia y sin renunciar a la frescura de la estación estival.


http://static.pbsrc.com/flash/rss_slideshow.swf

http://static.pbsrc.com/flash/rss_slideshow.swf
Advertisements