El Museo del Transporte resultó una locación espectacular para el desfile de la nueva colección de Yenny Bastida  llamada T.R.E.N, que se efectuó el pasado 17 de noviembre.
      
        Los aires de Milán le sentaron bien; se apegó a una sola paleta de colores:  negro, gris, verde oliva, blanco, crema y en algunas ocasiones, rojo fresa y azúl. Las siluetas tambien se unificaron, en algunos casos favorecían en otros no tanto. Predominaron las faldas tubo hasta la cintura y vestidos a media pierna; propuso pantalones entallados combinados camisas tejidas, además de un par de faldas largas.

       Habían varios looks con potencial de convertirse en favoritos de sus fans como las faldas y blusas que abrieron y los vestidos cortos de lino por su frescura y facilidad de llevar.

         Yenny Bastida a parte de una energía inagotable, un espíritu emprendedor como ninguno, y el fabuloso Tino que está ahí en todo momento, cuenta con algo que solo tienen los grandes: humildad. Yenny sabe escuchar, es evidente que en su viaje pudo no solo identificar debilidades, sino trabajar en ellas; esa es la única forma de llegar lejos.

         Y bastante lejos que ha llegado a su corta edad: tiene puntos de venta en toda Venezuela y muchisimas seguidoras incluyendo a personalidades de la television. Sin embargo, para una persona del ímpetu de Yenny Bastida eso es solo el comienzo: debe seguir nutriéndose del mundo para seguir dando pasos hacia adelante, como lo ha venido haciendo.

El Maquillaje estuvo a cargo de  Marcos Durán de TFR y su equipo; el cabello fue obra de L’Oreal Professionel. Ambos realizaron un excelente trabajo. 
Los zapatos son de Siboney By Titina Penzini.

Fotografías de Victor Gonçalves.

Constantino Pacciano y Yenny Bastida

Advertisements