Sofía, que hayas pasado de exhibir las nalgas y senos en Colombia a usar vestidos de Vera Wang y joyas de Harry Winston,  no sirve de nada si no tienes clase. Anoche en el momento del discurso de aceptación cuando ganó Modern Family como mejor comedia en los Globos de Oro, le confirmaste a los estadounidenses el prototipo de latino ordinario y sabrosón en el que siempre nos han encasillado.
(Al final el video)->
Según dicen, la champaña en la ceremonia estaba recortada. Menos mal, porque si la actriz se tomaba otra copa a lo mejor hubiera mandado a poner Vallenato y empieza a bailar ahí mismo. Llámenlo espontaneidad, naturalidad, “graciosa”, lo que sea. Yo lo llamo falta de educación. Hay muchas maneras de demostrar que sientes orgullo de ser Colombiana y éxitosa en Hollywood.

Lo preocupante es que los “gringos” tienden a no ver la diferencia entre un español, un mexicano o un colombiano (mala de ellos claro). Todo lo que está de Texas hacia abajo es básicamente la misma cosa, España incluida aunque esté en otro continente. Por algo ponen a Antonio Banderas y a Salma Hayek juntos a anunciar un premio: porque son del mismo “paquete”, más que por haber trabajado juntos en una pelicula nominada (Puss in Boots). Ahora, con más razón, creerán “los del norte” que todas las latinas se comportan como Vergara y hablan Inglés como el chico de la publicidad de Open English (I can tolk güachinton tu).

Por otro lado, si ya era descabellada una primera nominación el año pasado a mejor actriz de comedia, más insólito aún, es una segunda nominación para una mujer colombiana de voz atorrante y acento insoportable que hace papel de colombiana atorrante con acento insoportable. La única diferencia que hay entre Sofía y el personaje es el nombre. Sería como nominar a Matthew McConaughey por hablar como texano y salir sin camisa en las películas. Please.

Si bien aplaudo su éxito y reconozco que la vida le dio belleza física natural, ella es como la canción de Willy Colón “Talento de TV”.

He dicho.

Advertisements